La Prieto Picudo ha marcado nuestro camino desde que nos encontramos con ella hace unos cuantos años en Roales de Campos. Es la uva reina que identifica a la Denominación de Origen Tierra de León o en el futuro León.

Es una variedad con características peculiares. Su nombre proviene de la palabra Preto cuya interpretación podría ser Prieto quizás por la morfología apretada del racimo. Picudo nos genera menos dudas; la anatomía de un grano de uva, de la baya, apunta claramente hacia el suelo que la vio nacer, de un modo ovalado y con un fin anatómico de forma puntiaguda.

Vivimos en una tierra caracterizada por los rosados o los claretes de otro tiempo, cuando los vinos se hacían mediante la técnica del madreo y se añadían uvas enteras al inicio de las fermentaciones de los mostos. De este modo se conseguía una aguja natural y endógena que dotaba de frescura a los Prieto Picudo.

¿QUÉ TIPO DE VINOS QUEREMOS HACER CON LA PRIETO PICUDO?

La tendencia del sector vitivinícola es importante. Podemos estar de acuerdo con las modas o no. Es clave conocer cuál es el potencial de los vinos que queremos elaborar.

La vinificación de tintos de Prieto Picudo es bastante reciente. El mercado admite una infinidad de productos y la diversidad de los consumidores es amplia. Aún estamos en el camino de hallar la profundidad de la variedad.

Es una uva robusta, con tanicidad y se desarrolla en un clima continental. Los cambios bruscos de temperatura son el factor de calidad para su maduración.

No perder la identidad es uno de los propósitos cuando creamos los vinos. Buscamos establecer un criterio, no convertirnos una bodega más en el mercado que haga vinos comunes de receta y levaduras seleccionadas. Confiamos en la viticultura, en los pueblos donde hemos nacido y en la labor diaria, en el ciclo del cultivo y en conocer dónde queremos llegar.

La cosecha 2017 ha sido una vendimia complicada. La meteorología no jugó a nuestro favor durante el desarrollo de la vid. Es un año para apostar y sacar adelante nuevas ideas, a partir de Prieto Picudo. La búsqueda de otro tipo de elaboraciones y la incorporación de un vino blanco a nuestra familia de vinos.

Tenemos el valor de la cueva donde los vinos viven, un lugar mágico donde las fermentaciones discurren en calma, el silencio y la soledad de un espacio angosto es el abrigo de la creatividad a favor del tiempo.

Si después de leer este post sobre Prieto Picudo te ha surgido la curiosidad de probar nuestro vinos de cueva, entra en el siguiente enlace:

Nuestros vinos de cueva.

 

Add comment

Nombre
E-mail
Website
Comentario