Un nuevo año se aproxima y es quizás el más esperado de los últimos tiempos. El 2020 ha sido un año excepcional donde hemos aprendido y crecido mucho, no sólo como bodega, sino como personas. Hemos aprendido a superarnos de una manera que no salía en ningún manual. Esta pandemia nos llenó de improvisaciones personales.

 

Cada inicio de año nos hacemos una serie de preguntas, no tanto para responderlas sino para guiarnos a lo largo del año y ponerlas como objetivo… pues bien, las preguntas de este año se fueron incrementando a lo largo del 2020 y las respuestas cambiaron casi todas (seguro que os ha pasado algo similar).

 

Fue un año muy raro a nivel mundial, pero si por algo debemos estar agradecidos, es sin duda por vuestro apoyo a nuestro proyecto y a los vinos de Bodegas Belote. Habéis seguido confiando en nuestros vinos, nuestra particular forma de hacer y nuestro proyecto de vida, y es algo por lo que nos sentimos muy afortunados.

 

Nos encontramos satisfechos a pesar de todo. Nuestros vinos continúan llevando la impronta de nuestra tierra más que nunca y ganan reconocimiento por eso. Su elaboración de manera artesanal sigue dando un fruto único. Nuestras cuevas siguen siendo nuestro refugio, un secreto guardado durante 500 años que sale a la luz en nuestras botellas… Nuestro objetivo, nuestra respuesta, siempre será la elaboración del vino desde el respeto por todo lo que habitamos.

 

2021 se nos antoja como un gran año. Un año donde podréis descubrir nuevas sorpresas alrededor de nuestra bodega que pronto iréis descubriendo a través de nuestra web, o nuestra Newsletter (por cierto, si todavía no la recibís, ¡corred a inscribiros al footer de este artículo!). Un año de cambios internos, de explorar nuevos terrenos, de nuevos vinos y de poder seguir recibiendo vuestras visitas en nuestra bodega, algo que esperamos suceda pronto, porque os echamos mucho de menos.

 

Seguimos aprendiendo cada día de la cueva y los vinos, de las personas de Roales de Campos que aportan su sabiduría a las elaboraciones de Prieto Picudo, Recuperar las cuevas, seguir creciendo bajo el Belote. Ser y formar parte de ese algo que nos hace más humanos, sin artificios.

 

Es tiempo de detenemos a valorar lo que hemos hecho, y sobretodo agradecer y agradeceros. 

 

¡Que esta navidad y próximo 2021 os traiga felicidad, tranquilidad y salud!

 

¡Brindamos por vosotros! 

Add comment

Nombre
E-mail
Website
Comentario

Necesitas ayuda? Habla con nosotros